"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

17/12/07

Alimentación de los tiburones toro en el Acuario de Valencia

Sin duda, uno de los momentos que congrega más número de visitantes en L'Oceanogràfic de Valencia, es cuando anuncian por megafonía que va a comenzar la alimentación de los tiburones en el acuario de "Océanos". En ese momento se puede ver a tres buzos entrando en el acuario y dirigiéndose a uno de los túneles, cargados con unos bidones en los que portan el alimento.

En el momento en el que te pregunta el jefe de acuaristas ¿te apetece dar de comer a los toro? pasan por tu cabeza muchos pensamientos entrecruzados y varias sensaciones. Por un lado un pequeño subidón de adrenalina y algo de temor, pero por otro la sensación de que es una oportunidad que no puedes dejar escapar, ya que muy poca gente puede realizarlo.


Mientras nos cambiamos para entrar en el tanque mis compañeros bromean y se nota que para ellos es una rutina. Yo no puedo dejar de pensar.......


Llega el momento, entramos en el tanque por la piscina auxiliar y nos dirigimos en fila india a uno de los túneles del acuario. Cuando estamos llegando empezamos a distinguir una gran muchedumbre en la zona de exposición y un aluvión de flashes. Una vez allí nos ponemos de espalda al túnel, de forma que tengamos la retaguardia cubierta por si se aproxima algún toro o gris por detrás. Cuando uno de mis compañeros abre uno de los bidones de alimento (ese día pota) comienza el espectáculo!!. Es como si la totalidad de los animales del acuario despertasen de golpe, cientos de peces pelágicos empiezan a revolotear alrededor de nosotros atraídos por el olor de la comida. A lo lejos ya podemos ver cuatro o cinco tiburones toro que comienzan a nadar en circulo por encima de nuestras cabezas. El corazón se acelera...


En una mano llevamos puesto un guante de malla de acero y una barra también de acero que será donde pinchemos las potas para ofrecérselas a los tiburones. En la otra mano llevamos nuestra defensa, se trata de una barra de PVC de poco más de un metro. Podría parecer una broma, pero si ante la proximidad de un tiburón toro se coloca la barra de PVC perpendicularmente impidiendo su trayectoria, el tiburón siempre evitará el contacto y cambiará su dirección. Esto es debido a que los tiburones en su morro tienen muchísima sensibilidad gracias a unos sensores conocidos como Ampollas de Lorenzini. Son pequeños receptores generalmente esparcidos por el morro del tiburón. Estos receptores son sensibles a las descargas eléctricas presentes en los seres vivos, pudiendo así localizar a sus presas. Estos receptores además cumplen una misión de orientación dado que les permite guiarse mediante los campos magnéticos de la tierra.


Uno de mis compañeros me acerca el bidón de alimento y yo "cargo la barra" con una pota. Sujeto con fuerza la barra de acero y extiendo el brazo para que el olor atraiga a algún toro. A lo lejos diviso la estampa de "Sara", una de las tiburones toro de este enorme acuario. Se va acercando tímidamente, haciendo varios amagos de embestida y por fin se decide... Viene directa hacia mí y mi adrenalina se dispara!! Clavo rápidamente la barra de PVC en el suelo justo entre ella y yo, intentando que se dirija hacia el brazo dónde porto su comida. Ella cambia de dirección despacio y cuando parece que va a pasar de largo, gira velozmente su cuerpo, abre la boca, desencaja totalmente su mandíbula y propina un bocado brutal y feroz al extremo de la barra de acero, consiguiendo así su botín. La fuerza con la que acaba de morder la barra es enorme y mi brazo aún nota la tensión del momento. Ha sido increíble y no puedo dejar de pensar que pasaría si realmente quisiera atacarnos a nosotros....mejor no pensarlo.....

Os dejo un video que grabaron unos amigos desde la zona de exhibición y en el que estamos varios buzos alimentando a los toro:


video

No hay comentarios: