"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

14/12/07

Arqueología subacuática

En Mayo del 2007 tuve la suerte de poder colaborar en tareas de arqueología subacuática para la empresa “Arqueología Marítima” en un proyecto para la Xunta de Galicia: “Cartografiado de Pecios no Parque Nacional das Illas Atlánticas”.
Mi contacto fue Miguel San Claudio, famoso arqueólogo y buzo coruñés que ha participado en decenas de trabajos de arqueología desde el año 1989 y al cual le ha encargado la Xunta este apasionante proyecto.
Se trata de un rastreo de las aguas de las Islas Atlánticas para comprobar la existencia y estado de conservación de los restos de los naufragios ocurridos desde la época romana hasta nuestros días. Se parte de una detallada documentación que identifica una veintena de pecios en alrededores de estas islas y se trata de poner en valor lo que hay sumergido y ayudar a protegerlo.
Hay muchas incógnitas sobre la importancia de lo que yace bajo estas aguas. Sobre todo cuando se trata de pecios antiguos, en especial galeones, ni siquiera los expertos reconocen qué hay de leyenda y de realidad en los supuestos tesoros que esconden. Sí que a lo largo de estos años se han producido hallazgos importantes: desde anillos de oro hasta lingotes de metales nobles, y a escasa profundidad y muy cerca de la costa (y más que se ha sacado y ahora decore el jardín de alguna casa).
Salimos del puerto de Marín en una zodiac de Parques Nacionales un equipo compuesto por 6 personas con destino a la Isla Sur de Cíes. Una vez allí y con ayuda del GPS buscamos las coordenadas propuestas por el jefe de la expedición y nos sumergimos por parejas.
Fueron un total de 3 horas de rastreo y encontramos restos de vasijas, alguna bala de cañón, restos de algún pecio de madera y piezas de fondeo fenicias. Una vez que nos encontrábamos con uno de estos objetos lo que hacíamos era desenterrarlo lo máximo posible, hacer mediciones, tomar fotografías y coger la posición GPS. Muy pocas muestras se sacan del agua, ya que el objetivo no es sustraer piezas sino tenerlas catalogadas.

Aquí alguna fotografía tomada en esa expedición:

No hay comentarios: