"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

16/12/07

El Pez Luna: manejo y mantenimiento en Acuarios

Como ya he mencionado, en el año 2004 estuve trabajando tres meses en L'Oceanogràfic de Valencia.
Este Acuario fue inaugurado el 12 de Diciembre del 2002, se encuentra situado en la zona Este de la ciudad de Valencia y es un complejo donde se representa los diferentes hábitats marinos ( de aproximadamente unos 100.000 m²). Está integrado dentro del complejo conocido como Ciudad de las Artes y de las Ciencias.

En él podemos encontrar desde cangrejos araña, hasta pingüinos, pasando por delfines, leones marinos, tiburones, morsas o belugas.
En el subterráneo, están los más grandes acuarios de toda Europa, en los que podemos encontrar más de 40.000 animales de 500 especies diferentes, incluyendo peces, mamíferos, aves, reptiles e invertebrados.

El trabajo de acuarista es muy gratificante, ya que cada día hay que bucear en acuarios diferentes, desde "Mar Rojo" hasta "Tortugas", para alimentar y acondicionar a los animales. El acuario más impresionante es el acuario de "Océanos" ya que, por su grandeza, desde dentro te da la impresión de estar realmente buceando en el mar, encontrándote frente a frente con especies de todo tipo. Te podías quedar media hora arrodillado en el fondo viendo pasar toda aquella circulación de vida marina, siempre con el permiso de los tiburones toro...

Pues bien, en este acuario de "Océanos" había unos inquilinos que desde el primer día me llamaron la atención tanto por su forma como por su comportamiento; los peces luna (Mola mola).
Esta especie a causa de su cuerpo tan corto y alto, no tienen más de 16 vértebras, y su médula espinal no mide más de 13 mm. Un individuo de 200 kg puede tener un cerebro no mayor que una nuez. Sus crías se asemejan mucho a un pez globo en miniatura, indicio del lugar de la especie en el árbol evolutivo. Las hembras son extremadamente fecundas, pueden producir más de 300 millones de huevos, 3 millones por puesta (más que ningún otro vertebrado conocido), cada uno de entre 2 y 3 mm. Se cree que viven más de 10 años. Su áspera y coriácea piel (de hasta 15 mm de espesor) hospeda a más parásitos dérmicos que la de cualquier otra criatura marina.

Son peces muy delicados a la hora de exhibirse en un Acuario, ya que tienden a golpearse contra los cristales provocándose serias heridas. Además necesitan una alimentación inducida, ya que en su medio natural comen principalmente medusas, lo cual dificulta en exceso su alimentación en cautividad.
Para que os hagáis una idea de los cuidados a los que están sometidos en el Acuario de Valencia y el tiempo que se tarda en conseguir adiestrarlos para su alimentación, os cuento cual es el proceso desde su captura hasta su introducción en el tanque de exhibición:

Estos peces se pescan con el arte de la almadraba, que es un arte de pesca utilizada principalmente para la captura de escómbridos como la bacoreta, la melva o el bonito o peces espada. Se basa en la eficacia de unos pasillos de malla estáticos que forman unos corredores perpendiculares a la costa y después paralelos, que acaban en el copo. En las costas de Murcia cada vez que se izan las redes entran cientos de molas.

Aquí es cuando el equipo de biología decide que especímenes son los que se destinarán al acuario (los que no han sido rozados).

El transporte en el barco se hará mediante unas cubas de 1.5 x 1.2 m. en las que hay una bomba con caudal de 6000l/h conectada a una batería de 12V que hará que el agua se renueve constantemente (sistema abierto). Cuando se llega al muelle se pasa a un sistema cerrado (sin renovación de agua), suministrando oxígeno gracias a una botella de 5 litros. Se debe mantener entre 100-120% de saturación.



Los Mola se llevarán al I.E.O. de Murcia, y permanecerán unos días allí para que hagan un periodo de adaptación, previo al transporte por carretera. Las cubas con los mola se transportan en camión desde el I.E.O. de Murcia hasta L’Oceanográfic. El transporte es relativamente sencillo y principalmente se vigila que la concentración de oxígeno sea la adecuada. No se genera corriente en la cuba (sin T central) ya que conllevaría rozaduras.

Se hace una aclimatación de varias horas para que los parámetros del agua de procedencia y del tanque de cuarentena se igualen. Una vez introducidos comenzaría la cuarentena. Los tratamientos aplicados en su cuarentena son muy específicos aunque graduales, ya que es un pez bastante sensible. Cada 48 horas se les inyecta antibiótico de amplio espectro (Ceftazidima) y diariamente se les realizan otros tratamientos:

Se les pulveriza betadine diluido en las heridas que se provocan en el golpeo con las paredes del tanque. Se les suministra colirio (gentamicina en forma de sulfato) en los ojos, para tratar de eliminar copépodos y algún nematodo. Se les fuerza a beber 1’5 litros de agua dulce/5Kg para intentar solucionar sus problemas de deshidratación.


Es importante que durante la cuarentena se les alimente adecuadamente, ya que además de estar débiles por los tratamientos, se van acostumbrando a la comida que se les proporcionará en el tanque de exhibición.

Aquí comienza el entrenamiento del animal. Para ello se les prepara una comida específica (apróx. 3 % peso del animal):
- Gelatina rellena de papilla (merluza, calamar, gamba pelada, etc).
- Directamente gambas peladas, mejillón, puntilla (acompañado de la medicación).


Durante la cuarentena un porcentaje de los mola (70%) sobrevivirán y podrán ser destinados al tanque de exhibición. Algunos mueren debido a infecciones generalizadas (septicemias) provocadas por parásitos internos. Las lesiones más frecuentes son producto de los golpes en ojos y cuerpo y el rozamiento con las paredes del tanque y acrílicos. También en el manejo se le pueden causar lesiones si no se realiza correctamente. Por ello es importante un buen manejo para evitar pequeñas infecciones que pudieran agravarse.

Los Mola se entrenan para que respondan a una variedad de estímulos (señales) tanto acústicas como visuales. Responden rápidamente y positivamente al entrenamiento.
Objetivo: Que la alimentación y tratamientos sean lo más cómodo posible para el animal y para el cuidador, evitando así un exceso de manipulación. Muy importante para un tanque de grandes dimensiones.

Existen básicamente dos sistemas de entrenamiento, aunque se pude llamar la atención del animal con diversas fórmulas:
Lo primero que se utilizó fue una señal visual mediante un sistema llamado targeting. Introducción en el tanque de una vara de PVC con un triángulo de un color llamativo en su extremo. Se utilizó en L’Oceanográfic durante apóx. 5 meses con resultados no muy buenos, y el proceso era demasiado lento.
El segundo sistema utilizado y que todavía se continúa utilizando es el shaker o avisador subacuático. Comenzó como una necesidad, ya que era muy costoso ir persiguiendo a los Mola por todo el tanque. Consiste en llamar la atención de los Mola mediante el sonido producido por un buzo agitando el avisador.
Es tan efectivo que incluso se les puede llamar desde la piscina médica y los de menor tamaño entran en la misma.

Aunque parezca mentira, ahora mismo en el Acuario de Valencia cuando uno de los buzos agita uno de estos avisadores, los peces luna reaccionan en cuestión de segundos y acuden a la llamada, evitando así severas manipulaciones que pondrían en peligro la vida del animal.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre es divertido saber como seguian su viaje los molas que guardabamos temporalmente en Mazarron

Los mola tienen una cantidad de parasitos alucinante

chao
Pablo

Jorge Hernández Urcera dijo...

Así que eras uno de los responsables de que los molas llegaran en buenas condiciones a Valencia...
Enhorabuena por vuestro trabajo!!

Un saludo,
Jorge

p dijo...

No en realidad, yo trabajaba en otra linea totalmente ajena al acuario, habia gente muy competente en ese campo asi que no me voy a atribuir el merito

chao

Estoy dandole vueltas al parasito que muestras en la foto, es muy tipico y lo conozco pero no me acuerdo del nombre cachis, un cestodo creo

Félix dijo...

Siempre me han apasionado los Molas, en algunas ocasiones he tenido la suerte de verlo en mis inmersiones e incluso acariciarlos,es toda una experiencia muy gratificante. Gracias por toda esta información, me parece muy interesante y que sigas haciéndolo por mucho tiempo.
Solo una curiosidad Jorge, como los dáis de beber el agua dulce??

Jorge Hernández Urcera dijo...

Hola Félix,
para darles de beber cogíamos directamente unas botellas de agua mineral y mientras un buzo le sacaba la boca del agua otra persona vertía en contenido de la botella en su boca. Gran cantidad de agua no era ingerida pero parte de ella sí. Es un proceso muy curioso ya que a veces parece que la han ingerido y de repente escupen a borbotones.
Creo que tengo un video por algún lado en el que aparece el proceso de alimentación de los molas de cuarentena. Si lo encuentro, lo colgaré en el blog.
Un saludo y gracias,
jorge

Anónimo dijo...

Bueno, no he dado con el bicho que esperaba pero estos son algunos generos de cestodos parasitos del pez luna

Gymnorhynchus
Floriceps
Rhynchobothrium
Ancistrocephalus
Fisticola
Bothriocephalus
Tetrarhynchus

Pablo (este no :-))

Anónimo dijo...

Me autocorrijo: Fisticula en realidad

Pablo

Jorge Hernández Urcera dijo...

Hola Pablo, muchas gracias por tu aportación.
Un saludo,
jorge

Anónimo dijo...

La foto que has puesto en la que se ve un hígado de pez luna infectado por las larvas de cestodo Molicola horridus no es tuya y aparece tu nombre en la foto. Deberías pedir permiso al autor ante de ponerla.

Jorge Hernández Urcera dijo...

Creo que nunca deberías acusar a nadie sin estar seguro de algo... Las cuatro fotos que aparecen en esta entrada con mi nombre las he tomado yo, de hecho, nunca se me ocurriría firmar una foto que no sea mía.
Y, justamente, yo colaboré con el jefe de cuarentena del Acuario en la disección de este pez luna, de la cual se tomó esta foto de los parásitos internos. De esta disección tengo como otras 15 fotos, así que si lo deseas te puedo enviar alguna más...
Por cierto, yo si hago una acusación gratuita por lo menos firmo con mi nombre y no me escondo escribiendo como anónimo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Soy Ana Ahuir, llevo desde 2003 en el Oceanogràfic de Valencia analizando parásitos de peces y en concreto , estoy haciendo la tesis de parásitos del pez luna. Este fue uno de los ejemplares que abrí primero en el parque.
Y ese pez lo estaba abriendo yo con Pipo y Dani (el guante verde que se ve es mio), no quería ofenderte porque además, seguro que nos conocemos. Lo que pasa es que no se puede ir poniendo nombres a las fotos tan libremente.
Un saludo.
Ana Ahuir

Jorge Hernández Urcera dijo...

No sé si tienes la exclusividad de la importación de guantes verdes en España, de ser así, te felicito.... Cuando yo estuve en el Oceanogràfic creo que también existían los guantes verdes..., y puede que Pipo, Ruben o yo (que fuimos los que diseccionamos este mola) usáramos uno de esos guantes verdes, ni me acuerdo...
De todas formas, si te sientes mejor, retiro de ipsofacto esta foto. Ahora estoy en la Antártida y no tengo las fotos de la disección aquí, pero en cuanto llegue a España colgaré alguna otra foto de la misma y si quieres busco una en la que salgamos los 4 (Pipo, Rubén, el mola y yo).
Como no suelo subir fotos en las que yo aparezco en este blog, si te interesa, te la envío.
Un saludo

Anónimo dijo...

Hola!
Muy gracioso lo de los guantes! eres bueno!
Oye de verdad, sin malos rollos que te veo un poco mosca. A ver, yo tampoco suelo salir en mis fotos de trabajo. Mira para zanjar el tema, ¿me dejas que te envie un par de cosas que te gustarán?Me pasas tu mail? gracias!
Un saludo.
Ana.

Jorge Hernández Urcera dijo...

Hola,
Mi correo de contacto lo tienes en la casilla "@" en la barra de menú(lagrandezadelazul@hotmail.com).

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola, estaba buscando algo de información sobre el pez del que hablas en la entrada y quería preguntarte ¿Qué ocurre en lugares como L'oceanografic cuando peces como este se hacen demasiado grandes?