"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

9/5/08

Ginogénesis y Triploidía

En el rodaballo como en otras muchas especies de peces teleósteos, las hembras crecen más y alcanzan más tarde la madurez sexual que los machos. Estas características hacen que en cultivo intensivo sea muy interesante incrementar la proporción de hembras, ya que por un lado la producción de carne es mayor, y por otro lado, el retraso de la maduración sexual implica que crecerán durante más tiempo y que se podrán comercializar con mayor tamaño. Uno de los caminos para llegar a obtener una población "todo hembras" en rodaballo es la inducción a la ginogénesis.
Investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela y de la Planta de Cultivos Experimentales del Centro Oceanográfico de Vigo han puesto a punto el protocolo de obtención de rodaballos ginogenéticos y han conseguido poblaciones "todo hembras" de rodaballo. Asimismo también se ha conseguido obtener rodaballos triploides estériles que no sufren maduración sexual.
Ginogénesis:
La inducción a la ginogénesis es una técnica por la que se obtienen individuos en los que todos sus cromosomas han sido heredados de la madre. Para ello, antes de la fecundación artificial, se somete al esperma a radiación ultravioleta para eliminar su carga genética. Una vez que el esperma ha fecundado al óvulo (n) se le aplica un choque térmico (-1ºC) para retener el segundo corpúsculo polar y restaurar la diploidía (2n). De esta forma obtenemos individuos diploides con carga genética procedente solamente de la madre. Estos individuos son totalmente viables y a nivel externo son idénticos a los rodaballos "normales". Sin embargo internamente sufren ciertas malformaciones, sobre todo en lo que se refiere al desarrollo gonadal.
Como la inducción a la ginogénesis es un procedimiento bastante complicado para su aplicación a escala industrial y es inviable pensar que una empresa pueda dedicarle tanto trabajo y tiempo a la obtención de ginogenéticos, se investigó la posibilidad de modificar el sexo de estos ginogenéticos y obtener machos con genotipo de hembra (XX).
Si cultivamos los rodaballos ginogenéticos y en el momento del destete comenzamos a proporcionarles pienso hormonado, conseguiremos revertir el sexo de los estos peces y obtendremos los llamados neomachos, individuos fenotípicamente machos pero genotípicamente hembras.

Triploidía:
La triploidía es otra herramienta al servicio de la acuicultura por la que se obtienen individuos totalmente estériles, que no van a gastar energía en la maduración sexual por lo que no habrá pérdidas de peso en su crecimiento.
Es un método parecido a la inducción a la ginogénesis, con la diferencia de que no se aplica la radiación al esperma, pero sí el choque térmico al óvulo. Con lo que se obtienen individuos 3n que serán estériles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parecen muy interesantes tus artículos.
Con tu permiso, pongo este en mi apartado de noticias y seguro que inserto alguno más. Gracias Jorge

http://noticias.buceoactual.com/2008/05/24/ginogenesis-y-triploidia/

Un saludo
Félix

Jorge Hernández Urcera dijo...

Hola Félix,
Muchas gracias por tu interés. Es un placer poder colaborar contigo con algún artículo. He visitado tu web en varias ocasiones y me parece muy completa e interesante. Enhorabuena!!

Un saludo,
Jorge