"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

12/9/08

Aspectos sobre la biología del pulpo

Como ya he mencionado en otras ocasiones, hace unos años he trabajado en temas relacionados con el pulpo (Octopus vulgaris) y sigue siendo una de mis debilidades desde el punto de vista biológico. En esta entrada aprovecharé para comentar algunas cuestiones de su biología, sin meterme demasiado en su morfología interna. En otra ocasión profundizaré un poco más sobre su morfología interna y sobre su cultivo.

Hábitat
Normalmente es una especie costera, que vive en aguas poco profundas, desde la superficie hasta los 200m de profundidad, observándose migraciones estacionales hacia la costa, relacionadas con la reproducción y también hacia las zonas profundas donde crecen y maduran, aunque la abundancia decrece con la profundidad hasta hacerse cero cerca de la plataforma continental. En nuestras costas vive en todo tipo de fondos pero es más frecuente encontrarlo en los fondos rocosos.

Distribución

Esta especie se puede encontrar tanto en nuestras costas como en otras partes del mundo como mares tropicales y subtropicales, mares templados de los océanos Atlántico, oeste del Pacífico e Índico, aunque no se han encontrado ejemplares en aguas polares o subpolares. Se trata de una especie muy abundante, sobre todo en la costa este del Atlántico europeo, en el Mediterráneo y en Japón.
En la vertical marina se distribuye desde los ambientes de marea baja, en aguas resguardadas y poco profundas hasta la parte superior de la plataforma continental (200m aproximadamente).

Morfología externa

El cuerpo de los cefalópodos se puede separar en dos regiones: la anterior (cefalopodio) que consta de la cabeza con dos ojos esféricos, una corona de brazos y un sifón; y la parte posterior (visceropáleo), que está compuesto por un saco muscular o manto que forma una cavidad que aloja las vísceras y las branquias.
Los pulpos tienen un manto globoso que envuelve sus órganos internos, con forma de saco que se abre al exterior por medio de una hendidura o apertura paleal que sobrepasa los bordes laterales del cuerpo. Los ocho brazos situados alrededor de la boca están unidos por una membrana y tienen dos filas de ventosas en su cara interna.
Los brazos son robustos en la base, siendo el derecho y el izquierdo del mismo par, por lo general de la misma longitud. Los laterales son más largos y el tercer brazo de los machos es más corto, se llama hectocótilo. Tiene una modificación en la punta en forma de cuchara, que sirve para introducir los espermatóforos a las hembras.
El pulpo no posee concha externa, sólo presenta una interna muy rudimentaria. El color es muy variable dependiendo del estado del animal, predominado el grisáceo, el verdoso y con tonalidades verdes o amarillas.
Detrás de la cabeza se sitúa el sifón, que es una estructura cónica que se une tanto a la cabeza como al manto por músculos muy fuertes. Gracias a ellos puede moverlo en todas direcciones, permitiéndole agrandar y estrechar su diámetro. A través de él sale el agua a presión para su desplazamiento.
Un ejemplar adulto puede llegar a alcanzar 15kg de peso, y una longitud de hasta 160 cm.

Locomoción
Como la mayoría de cefalópodos, el pulpo nada por propulsión a chorro, expulsando agua a presión desde su cavidad paleal. El agua entra en ella por el borde del manto, y apretándose este con fuerza alrededor de la cabeza, junto con la existencia de unas estructuras cartilaginosas o botones de cierre, hacen que el agua se vea forzada a salir a través del funil tubular ventral. Este funil es muy móvil, de forma que dirigiéndolo hacia la parte anterior o posterior, el animal puede moverse en ambas direcciones. De todas formas, cuando va avanzando lentamente por el fondo, utiliza sus brazos sujetándose a las rocas con las ventosas.

Respiración

La circulación de agua a través de la cavidad paleal, no solo proporciona una forma de locomoción, si no que también sirve para llevar oxígeno hacia las dos branquias, donde se produce el intercambio gaseoso, siendo la sangre la que lleva el oxígeno a todas las células.

Alimentación

Su alimentación va a depender de su área geográfica, profundidad a la que se encuentren, biotopo y hora del día. Son animales carnívoros y depredadores que utilizan los brazos para capturar sus presas de forma muy rápida.
Utilizan el mimetismo del que se valen para realizar emboscadas. Su dieta se compone de crustáceos, moluscos bivalvos, peces, gasterópodos, poliquetos e incluso de otros cefalópodos incluyendo el canibalismo.
Desde el punto de vista trófico se puede considerar como una especie oportunista, pudiendo actuar tanto de depredadora como de carroñera cuando las circunstancias los obligan.
Durante el desove, las hembras no se alimentan, ya que se ocupan por completo de los huevos.
La energía necesaria para su metabolismo la consiguen a partir de la presencia de aminoácidos en la dieta, lo que lo consiguen alimentándose de crustáceos.
Los pulpos son ectotermos: A mayor temperatura, aumenta la tasa de ingestión, y, por lo tanto, aumenta la tasa de crecimiento.

Reproducción y ciclo biológico

Los pulpos tienen sexos separados; los machos producen espermatozoides que acumulan en espermatóforos para luego introducir en el oviducto de las hembras por medio de uno de los brazos que tienen modificado para esta función y se llama ectocotilo. Las hembras producen los ovocitos en su ovario. Los huevos fecundados tras la cópula son recubiertos por unas estructuras de protección formadas en las glándulas oviducales.
La fecundidad de la hembra puede variar, poniendo entre 100.000 y 500.000 huevos por hembra madura, dependiendo de su tamaño. Los huevos son muy pequeños (2.5x1mm) y forman racimos blancos que la hembra coloca en el techo de su refugio. Esta, cuida la puesta limpiando y oxigenando los huevos hasta su eclosión, mediante corrientes de agua que salen del funil.
El desarrollo embrionario es variable dependiendo de la temperatura del agua. En nuestras costas, en las que la temperatura media suele estar en torno a los 13ºC, el desarrollo de los huevos puede ser de 125 días, mientras que en aguas más calientes (25ºC) se reduce a 20-25 días. Los pulpos recién nacidos tienen una longitud de 2mm de manto y forman parte del plancton durante un tiempo que depende también de la temperatura del agua. Después de unos 30-50días cuando pesan alrededor de 150 gramos, pasan a formar parte del bentos donde se alimentan comenzando su crecimiento.
No se puede hablar de periodo larvario porque no sufren una metamorfosis clara pero como el modo de vida cambia de una fase a la otra, se habla de “paralarvas”.

Comportamiento

Aprendizaje:
Los pulpos tienen un sistema nervioso muy bien organizado, lo que les permite tener comportamientos complejos de aprendizaje, por lo que no es difícil educarlos por medio de premios y castigos. Se han desarrollado pruebas en las que por medio de descargas eléctricas se les enseñó a diferenciar formas geométricas.
Comportamiento alimentario:
El pulpo en presencia de cangrejos vivos y muertos prefiere los vivos capturándolos con los brazos más largos hacia la boca, bajo la membrana interbranquial donde los sujeta con las ventosas circunorales de todos los brazos. Si tiene en su dieta crustáceos suficientes, no presta demasiada atención a los peces, sean vivos o muertos. Lo mismo sucede con moluscos como el mejillón, que prefiere antes que los peces.Prefieren cangrejos ermitaño desprotegidos de una concha frente a los protegidos.
En ayunas durante algún tiempo aceptan trozos de cefalópodos, y mismo de pulpos de la misma especie, por lo que no es extraño pensar que en el medio natural se produzcan casos de canibalismo.
Mimetismo y defensa:
En los pulpos hay una gran variedad de modelos cromáticos y de texturas de la piel y actitudes posturales que indican cada uno de ellos, un mensaje y una función, de tal forma que constituye un auténtico modo de comunicación visual que proporciona una completa información sobre el estado emocional del animal al resto de individuos de la misma especie y sirve para desalentar a los depredadores de un posible ataque.
Es muy conocida la capacidad que tiene un pulpo de mimetizarse sobre una roca o sobre la arena tomando el mismo color que el fondo, haciendo que él mismo parezca parte del fondo.
Además, cuando el pulpo se siente molestado, adquiere una textura erizada de la piel, tomando un aspecto horripilante para sus depredadores.
En espacios abiertos como arenales o fango adopta una posición aplanada y con los brazos enrollados en espiral.
Frecuentemente se encuentran alojados en cuevas o huecos que ellos mismos excavan llamados nidos, conchales o tocas, que cierra con piedras o con conchas de los moluscos que ha comido.

Una muestra de ejemplares fotografiados en la Ría de Vigo:

5 comentarios:

Consu dijo...

Hola Jorge,
Qué extenso aporte sobre los pulpos :) Y qué lindas fotos. En la foto número 5 parece que el pulpo se disolviera en el fondo, casi no se distinguen sus límites. Son una pasada estos animalitos.
Me llama la atención lo que dices sobre la alimentación, respecto de que prefieren los mejillones a los peces. Por lo que yo he visto, pareciera que prefieren los peces. Puede ser que dependa de cuánto tiempo lleven comiendo una cosa o la otra, porque parece que se aburren de comer siempre lo mismo.
Sí he visto algunos contenidos estomacales con restos de otros pulpos, así que me consta que en el medio natural sí hay canibalismo, como tú dices que podría haber.
En mi experiencia, sí comen otros cefalópodos, pero sólo cuando están demasiado hambrientos. Eso al menos en acuarios. Me inclino a pensar que en el medio natural no los comen.
Que tengas una buena semana!

Jorge Hernández Urcera dijo...

Hola Consu,
aquí, en la Planta de Cultivos, los pulpos adultos se alimentan básicamente con crustáceos, ya que en su día se hicieron pruebas de alimentación y se observó una mayor aceptación en comparación con los peces (estoy hablando siempre de alimento congelado). Además creo que existían trabajos de Angel Guerra sobre contenidos estomacales en los que se apreciaba un elevado pocentage de crustáceos.
Aunque como bien dices, seguramente los pulpos también se aburran de comer siempre lo mismo y, ahora mismo, si les proporcionásemos peces o moluscos, se darían un festín...
Un saludo

Consu dijo...

Ya... daba por descontado los crustáceos. En eso estoy completamente de acuerdo, adoran los crustáceos. Mi duda era sobre mejillones y peces ;)

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!!!

Anónimo dijo...

Hey! I'm at work browsing your blog from my new iphone 4! Just wanted to say I love reading your blog and look forward to all your posts! Carry on the excellent work!

my homepage; Oakley Sunglasses Outlet