"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

9/9/08

Sastre vs Santiaguiño

En la última inmersión grupal que he realizado, muchos fueron los compañeros que confundieron dos especies que, aunque muy diferentes morfológicamente (una tiene pinzas y la otra no), presentan un colorido parecido que puede dar lugar a confusión. Estas especies son conocidas comúnmente como sastre y santiaguiño.

El sastre o Galathea strigosa, es una especie que puede alcanzar los 90 mm de longitud corporal total, siendo el caparazón de 50 mm, y se reconoce de inmediato por sus marcas azules. La mano (propodio) de cada quelípedo está cubierta de agudas espinas. Suele encontrarse en suelos de grava o rocosos (foto de la izquierda).

El santiaguiño o Scyllarus arctus, es una especie de hasta 120 mm de longitud de caparazón espinoso casi tan amplio como largo. Las segundas antenas en forma de placa tienen bordes lobulados y redondeados; el abdomen tiene lados más o menos rectos y el telson y los urópodos son ampliamente redondeados. Suele encontrarse en fondos rocosos, umbríos y de moderado hidrodinamismo (los ejemplares de la foto estaban anclados en el techo de una gruta prácticamente en penumbra). Es una especie bastante popular en Galicia, circunstacia a la que contribuye la figura que conforman las espinas que poseen en el dorso de su caparazón y que recuerda a la Cruz de Santiago, de donde recibe su nombre.
Por desgracia, en las costas gallegas, cada vez es más difícil encontrarlos, quizás debido a su exceso de capturas. Debido a esta escasez, la autoridad pesquera de la Xunta de Galicia ha establecido un período autorizado de captura que abarca únicamente desde el 2 de julio al 31 de agosto. Al contrario de lo que se cree, no se trata de una especie en peligro de extinción, ya que este crustáceo se distribuye en aguas templadas y calientes del Mediterráneo, Cantábrico y en el Atlántico, siendo todavía abundante en bastantes zonas.

2 comentarios:

David dijo...

En la foto del santiaguiño hay mínimo 4 individuos ¿no?
Que curioso

Jorge Hernández Urcera dijo...

En el techo de la gruta había como seis crías y un adulto. Lo malo es que estaba muy complicado de fotografiar, de hecho tuve que meter la cámara en la gruta y disparar. Realmente no sé mucho sobre la etología del santiaguiño, pero viendo como estaban ubicados parecía claramente que el individuo adulto era uno de los padres e intentaba proteger a su progenie. Me pareció un momento muy curioso.
La foto la hice el año pasado con la canon, pena de flash externo...