"Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano" A. Clarke

Elige tu idioma

4/10/10

Rayos X en Acuicultura

La radiografía, o el uso de rayos X , es el método preferido para el diagnóstico de deformidades esqueléticas en peces. Los rayos X tienen la energía suficiente para penetrar en tejidos blandos. Una radiografía permite la creación de una imagen negativa de las estructuras del esqueleto de los peces, que posibilita la evaluación del desarrollo y la identificación de patologías óseas sin cortar o incluso matar a los peces. Sin embargo, la radiografía de peces no es un procedimiento común y, por tanto, representa algunos desafíos para aquellos que deseen utilizar esta técnica de diagnóstico.

Los principales factores limitantes en la radiografía de los peces son el tamaño del objeto y la baja densidad ósea del esqueleto de los peces. Estas limitaciones son afrontadas constantemente por la necesidad de un diagnóstico precoz, que conlleva la toma de muestras de peces muy pequeños.

La deposición de minerales en las estructuras esqueléticas aumenta rápidamente con la edad y el tamaño de los peces después de la eclosión y por medio de la primera alimentación. Sin embargo, el desarrollo y la tasa de mineralización también varía según la especie. Por lo tanto, si bien la imagen de rayos X de un salmón 1 g. puede no ser suficiente para el diagnóstico, una imagen de una lubina del mismo tamaño puede ser totalmente adecuada para la evaluación de las deformidades esqueléticas. Es por tanto necesario tener en cuenta el tamaño de la especie antes de desarrollar un proyecto de diagnóstico basado en la radiografía.

La radiografía estándar puede emitir una radiación demasiado fuerte al trabajar con huesos de peces pequeños. La mamografía fue desarrollada para detectar las pequeñas variaciones en la densidad de los tejidos humanos y de la glándula mamaria. Configuraciones similares a las de la mamografía son generalmente mucho mejores al trabajar con peces pequeños, en comparación con la radiografía estándar y debe ser la opción preferida para los peces <100g.>

Hay tres opciones principales para calibrar el equipo con el fin de obtener los mejores resultados, y para cualquier instalación, será necesario ajustar el equipo antes de su uso:

1. kV (kilovoltios) indica el voltaje
2. mAs (miliamperios x segundo) corriente de electrones contra el ánodo x tiempo de exposición en segundos. La combinación de kV y mAs define la dosis de radiación.
3. La tercera variable es la distancia de enfoque de la película. En una configuración típica de la radiografía estándar, la distancia foco-película, se puede ajustar dentro de una amplia gama. En la mayoría de las configuraciones de la mamografía la distancia foco-película es fija.

Puntos a tener en cuenta:
- En general, la radiografía de peces requiere menos dosis de radiación (menor kV y mAs) que las configuraciones comparables para la radiografía de mamíferos con el fin de producir una imagen aceptable.
- El aumento de mAs da menos ruido en el contraste de la imagen y es una buena opción para mejorar la calidad de la imagen.
- Tanto mayor kV y mAs dará una imagen más oscura.
- Aumento kV da contrastes más pobres (imagen más gris), pero con mejor penetración.
- El aumento de la distancia foco-película, significa que menor cantidad de rayos X alcanza la película, ya que los rayos se extienden oblicuamente desde la fuente de radiación. El aumento de esta distancia permitirá tener un área de exposición más grande (más grande la película, más peces en una exposición), pero la calidad de imagen puede verse mermada.

Actualmente en la Planta de Cultivos Marinos del IEO de Vigo estamos estudiando aspectos relacionados con deformidades esqueléticas en especies de cultivo y para ello utilizamos los Rayos X como herramienta de diagnóstico.




5 comentarios:

Anónimo dijo...

mmmh... recuerda que los rayos X podrían dañar el ojo de los peces

pvaldes

Jorge Hernández Urcera dijo...

Tienes razón, pero en nuestro caso no tenemos ese problema ya que los peces son sacrificados antes de las radiografías.

Anónimo dijo...

ah, mucho mejor entonces

El tema de los salmones debería poder resolverse en parte con postprocesado, Si me pasas algunas fotos de ejemplo que no valgan podría tratar de mejorarlas a ver que sale.

De todos modos siendo el IEO, quizás se podría ser realmente ambicioso y pasar diréctamente a un sistema de 3D y 4D. El problema de los rayos X es que no es un tipo de investigación escalable a la larga, no es comparable cuantitativamente con otras y sobre todo que no dice nada de las vísceras que es donde está la chicha informativa y a largo plazo no permite que la investigación crezca.

Bueno, me llaman... un Saludo a Tito, chao

pvaldes

Anónimo dijo...

Muy interesante tu entrada.
Una curiosidad; en Stolt Sea Farm estudian las malformaciones de los lenguados (S. senegalensis) llevando a cabo un método de procesado consistente en separar la materia orgánica del esqueleto mediante baños de calor y baños con hipoclorito. Se trata de un método muy laborioso pero también mucho más barato. Se obtienen resultados aceptables, pero solo es posible en ejemplares de un tamaño considerable (aproximadamente un año de edad).

Carolina Correa dijo...

Hola

Trabajo para un museo que me ha pedido que realice radiografías para sus especies, éstas están conservadas en formalina. Se le harán radiografías a un pequeño tiburón de 94cm de largo, a una Reineta (pez de las costas de Chile) y a una Lamprea. La idea del museo es mostrar la diferencia entre los tipos de esqueletos (oseo, cartilaginoso). El problema es que no tengo experiencia en este ámbito, ya que comúnmente radiografío objetos. Por lo que me gustaría preguntarte cuales serían los parámetros adecuados para estas especies en función de lo que se quiere observar.
Muchas Gracias
Carolina Correa